Sunday, December 03, 2006

 


EL SILENCIO ¿DE LOS INOCENTES?




Curioso y patètico resulta, para cualquier observador imparcial, el silencio casi completo que ha resuelto tomar el autoproclamado "gran estadista" y ex presidente de Chile, Ricardo Lagos, con respecto a los numerosos casos de corrupciòn que han surgido y siguen apareciendo en estos días, cuyo denominador común es su ocurrencia durante su mandato presidencial. La basta con decir, no sin arrogancia, "le dije ya que no me voy a referir a la actualidad nacional" frente a las temerosas y tìmidas solicitudes de periodistas que, en otros casos y con otras personas, se muestran como feroces indagadores. El problema es que no se le está preguntando acerca de la realidad de Sri Lanka, de la que podría considerarse ajeno y lejano opinante, sino que de las actuaciones ilegales desarrolladas durante los años que él estuvo al mando del país.
Hace unos días, se dignó por fin a responder a una de las preguntas, comparando la situaciòn actual como una "hojarasca" al confrontarla con sus grandes obras, mientras mostraba las nuevas carreteras concesionadas construidas por privados y pagadas por los propios chilenos que las usan a traves de peajes. Al decir esto, no hacía referencia sin duda al Puente Loncomilla, ni a la pavimentación de la Alameda ni la del Aeropuerto Pudahuel, ni tampoco a los Juzgados de Familia saturados, el Transantiago atrasado, ni las càrceles concesionadas también atrasadas, entre otras muchas "realizaciones" incompletas o deficientes.
Frente a esta inexplicable situación, Sebastián Piñera hizo un alto en sus habituales ataques a la UDI y espetó esta vez oportunamente, a Lagos:

"No estamos atacando a nadie, le estamos pidiendo al Presidente Lagos que le explique al país por qué, durante su Gobierno, se produjeron los escándalos con el desvío de recursos de los programas de empleo a las campañas electorales",Piñera agregó que Lagos debe señalar "por qué durante su Gobierno se produjeron los escándalos de Chiledeportes, por qué durante su Gobierno se produjo la brutal intervención electoral que hoy día todo el mundo reconoce".
"Por lo tanto, creo que un Presidente tiene la obligación frente a su país, frente a su pueblo, no de callar y esconder la cabeza como la avestruz, sino que hablar con la verdad".


Avestruz (Struthio camelus), en proceso de esconder su cabeza

Sin mayores comentarios, la declaración es autoexplicativa.

Es de esperar que el ex presidente exprese sus opiniones, y mo siga procediendo como el avestruz, para que no se diga que es Ricardo Lagos Escobar...de.

En todo caso, conviene traer al recuerdo a otro ex mandatario, uno que transformó a Chile desde un pais hundido en la inflación y el subdesarrollo, a un ejemplo de desarrollo para el mundo, lo que benefició a la gran mayoría de sus habitantes; diversificó las exportaciones del país, haciéndolo menos dependiente del cobre; creó un nuevo sistema previsional, favoreció la resolución regional de los problemas a través de una regionalización (educación y salud municipales, Servicio de Salud autonomos), construyó a pulso una carretera austral de más de mil kilómetros de longitudque sacó del aislamiento a extensas zonas del país y por cuya utilización los chilenos no debemos pagar peajes, evitó una guerra con Argentina sin sacrificar soberanía , etc, etc, pero a quien públicamente no le reconoce ningún mérito y se le exije dar explicaciones por lo que hizo y por lo que no hizo.

Parece que en Chile, efectivamente, existe una grave desigualdad. De responsabilidades...


Comments:
Pero que va a decir? si no puede decir nada, salvo minimizar las cosas diciendo que todo lo que hoy observa asombrado el país es simple hojarasca. Hay que ser muy cara de palo
El país estuvo embrujado por la propaganda oficialista durante 6 años en que la gran mayoría se trago el cuento que Lagos era y fue un gran estadista, su grandeza moral lo ponía sobre el bien y el mal,
Pocos nos dejamos engañar y vimos siempre en él al verdadero Lagos, rencoroso, ambicioso, y que durante su gobierno se dió el más grosero nepotismo, que lo aleja, como ya he dicho en otro sitio, de ser reserva moral de la patria, donde quieren ponerlo su hijo y algunos corifeos que añoran su vuelta para seguir metiendo las manos en las arcas fiscales.
Un hombre que no tuvo empacho en el último año de su gobierno en vivir inagurando obras ya inaguradas o que no pensaban aún terminarse engañando groseramente al país sólo por bastardos interese políticos, ayudar a la candidata oficialista a llegar a La Moneda, como finalmente sucedió.
 
A Ricardo Lagos lo único que le importó fue su gran EGO. Porque expropiarse de una constitución no tiene nada de estadista, ni siquiera los TLC, pues hubo otra persona que tuvo la audacia de abrir Chile unilateralmente.
En fin, mucho ruido y pocas nueces fue el gobierno de Lagos. Además de falsificar la historia como en los tiempos de Stalin.
 
Y cuándo fue Ministro del MOP????.... hay que acordarse de los casos de corrupción que empezaron cuando él era la cabeza de este Ministerio y nunca quiso dar la cara al país para dar explicaciones y pretender postularse de nuevo para seguir robando y hacer la vista gorda mientras sus funcionarios de confianza cometen fraudes y más fraudes.
Un abrazo.
 
Hola Cristián, este es uno de tus mejores posts. Muy bien Hunter.*******Ricardo I no habla porque se lo permiten. Cuando fue ministro tampoco hablaba, a menos que le conviniera y todos se lo permitimos. La derecha debe entender que no se saca nada en debatir con Ricardo I sobre su corrupto legado, los periodistan no están interesados en exponer la red de protección que usa Ricardo I...Que queda por hacer?? Ir a los tribunales; no una si no cien veces...Los delitos son incontables, pero podemos empezar con fraude al fisco; asociación ilícita; perjurio etc. Basta de hablar, es hora de actuar.!!!
 
Aunque no lo creas, en algún momento va a hablar, primero tiene que soltar la pepa su perro faldero GUILLERMO DIAZ, despues todo la direcciones apuntaran a él, y ese será su momento de hablar, de frente si es que puede y ante la justicia.
De momento que siga recitando weas, por las instituciones HojaRascas que lo invitan como semidios.
 
sabes, de verdad estoy rogando por la salud del general, y como te ví tan preocupado en otros blogs, que te vengo a dar mi apoyo.
 
Me parece casi ingenuo este post. La razón por la que Ricardo Lagos no va hablar es por que es la carta presidenciable segura de la Concertación, ante eso no hay nada mas que decir... salvo que la politica es turbia, como pantano.

Sobre el otro caballero me parece que se te olvidaron algunos detalles, no menores, que parece odioso recordarles.

Pero fin... Viva la libertad de pensamiento !!!!
 
Y el tonto del analista Navia habla de la gran obra de lagos.
 
Lo bueno es que el siempre inteligente y agudo Fdo Villegas afirmó en Tolerancia Cero este domingo que "Lagos no fue un gran estadista".
Pero las opiniones de Villegas son menos comentadas que las tonteras que dice Borghi, lamentablemente.

Hunter, Cococita y Javier: realmente, el sentido común es el menos común de los sentidos. Y habría que poner una alerta roja, está en serio peligro de extinción.

Francisco: agradezco tus palabras, siempre un comentario positivo es estimulante. Me convenciste que mi post está bueno, capaz que llegue ¡ a los 10 comentarios! (no, no nos pongamos sobrados, no da para tanto) (ja, ja). Gracias en serio, compadre.

John Locke: capaz que pase,que todos terminen hablando ¿ y ? ¿Tu crees que el electorado chileno es tan inteligente como para no votar nuevamente por un ex presidente acusado de corrupción, aunque esta definitivamente se le compruebe fehacientemente? No les pidamos tanto..

Susana: ¿sabes cuánto me importa tu opinión? Imaginatelo. Me parece odioso recordártelo.
 
Habrá que definir lo que significó para Ricardo Lagos las palabras corrupción, fraude, coimas, nepotismo, transparencia y probidad.
Yo creo que son estas definiciones las que convence al pueblo de votar por él.
No creen??
 
Post a Comment

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Free Web Site Counter
Counter BloGalaxia