Thursday, July 08, 2010

 
LAS INTERESANTES VERDADES
DADAS A CONOCER
POR EL MINISTRO DE SALUD, JAIME MAÑALICH




“La captura del sector salud por parte de los gremios tiene que disminuir”


"En Chile se ha instalado una cultura de la negligencia médica"

Dos interesantes conceptos desarrolló el Ministro de Salud del gobierno de Piñera, Jaime Mañalich, en una entrevista radial. Habiéndose puesto de moda en los últimos días el tema de la salud frente a nuevas denuncias de supuestos afectados en el sector público, a lo que se suma un paro ilegal de los funcionarios de la Posta 3 de Santiago a cuya consecuencia se habrían producido algunos hechos denuciados, el ministro reconoció las fallas que presenta el actual sistema de atención hospitalaria, haciendo hincapié en la necesidad de encontrar una pronta solución."Tenemos que llegar a un entendimiento de que hay un punto en el cual no hay retorno, que es cuando un enfermo sufre daños a consecuencia de un movimiento ilegal de esta naturaleza", sostuvo.

Frente al paro ilegal de trabajadores de la Posta 3 señaló “Ese mecanismo es completamente ilegítimo y no lo vamos a aceptar”.

“Tenemos que llegar a un entendimiento de que hay un punto en el cual no hay retorno, que es cuando un enfermo sufre daños a consecuencia de un movimiento ilegal de esta naturaleza“, indicó la autoridad.

Agregando que “la captura del sector salud por parte de los gremios tiene que disminuir. Tiene que estar centrado el sector salud en la atención de las personas y no en la satisfacción (…) de trabajadores que tienen completamente capturado el sistema, incluso produciendo paros en los momentos de mayor gravedad para obtener reivindicaciones”. Este mensaje constituye una buena señal, a la vez que un anuncio del término de la extrema tolerancia que demostró el gobierno de Bachelet frente a la interminable sucesión de paros ilegales de dudosa motivación que este sector, liderado por el sempiterno Esteban Maturana, llevó a cabo durante su gobierno. Al gobierno de Bachelet nunca parecieron importarle las graves consecuencias que estos reiterados y, muchas veces, antojadizos paros provocaron en la atención de los usuarios, que se repetían y prolongaban con periodicidad y duración insólitas, utilizando como ovejitas obedientes a funcionarios a veces desinformados acerca del trasfondo politico de muchos de estos paros. Todo por priorizar su "buena relación" con los gremios de la salud antes que tener en cuenta los derechos de los usuarios.

“Cultura de las negligencias”

Por otra parte, el titular del Minsal se refirió a los casos de irregularidades vividos en distintos centros de salud pública del país, entre ellos la muerte de unos trillizos en gestación. En este tema hizo justicia a los trabajadores de la salud, al mismo tiempo que denunciaba el abuso que de estos hacen los gremios con sus paros, motivados no pocas veces por asuntos de índole política.

Al respecto, Mañalich aseguró en radio Agricultura que en el país “se ha instalado una cultura de la negligencia médica“.

“En los millones de contactos a diarios entre pacientes y sistema de salud es fácil encontrar situaciones como las que se describen y donde en el país se ha instalado la cultura de la negligencia médica. Cualquier cosa desafortunada o no esperada que le ocurre a un paciente es una negligencia”, subrayó el secretario de Estado.


En esa línea, aclaró: “Esto se denuncia en los medio como una negligencia médica sin indagar en lo que se está hablando, esto hace un daño enorme a los trabajadores de la salud”. Por ello, llamó a todos los involucrados en este tipo de casos a actuar con responsabilidad y fundamentar con hechos las acusaciones. A decir verdad, el ser objeto de supuestas negligencias médicas, algunas de ellas consistentes sólo en un trato considerado indecoroso sin mayores consecuencias concretas sobre la salud de los afectados, se ha ido transformando en una oportunidad preciosa de obtener millonarias indemnizaciones que ayuden a cambiar la situación económica de los supuestos afectados y de los abogados oportunistas que merodean cual buitres en los hospitales, lanzándose acusaciones contra el prestigio de médicos o centros hospitalarios a veces sin ningún fundamento, pero que a los acusadores les resulta, hasta ahora, una práctica gratuita y sin riesgos.

El ministro criticó que cualquier irregularidad que se presente en las miles de atenciones que se prestan en el sistema público, la mayoría de ellas exitosamente pese a los escasos recursos con los que se cuenta para ello, sea atribuida a un error por parte de los profesionales. Pareciera a veces que cualquier muerte fuera absolutamente evitable, y que los profesionales de la salud tuvieran el poder sobre la vida y la muerte, ya que a juicio de muchos familiares, todo fallecimiento en el hospital es consecuencia de negligencias.

"En los millones de contactos a diarios entre pacientes y sistema de salud es fácil encontrar situaciones como las que se describen y donde en el país se ha instalado la cultura de la negligencia médica. Cualquier cosa desafortunada o no esperada que le ocurre a un paciente es una negligencia", dijo el secretario de Estado en radio Agricultura.

En el caso específico de los bebés en gestación que murieron mientras su madre estaba internada en el Hospital San Borja Arriarán, el ministro lamentó la situación, pero advirtió que ante denuncias de este tipo es necesario contar con los argumentos necesarios para acusar a los facultativos.

El ministro reconoció que se trata de un hecho "dramático", pero que se denunció en los medios "como una negligencia médica sin indagar en lo que se está hablando, esto hace un daño enorme a los trabajadores de la salud".

Por esta razón, llamó a todos los involucrados en este tipo de casos a actuar con responsabilidad y fundamentar con hechos las acusaciones para evitar daños que muchas veces son irreparables para la carrera de un profesional de la salud.

Mañalich acusó que muchas veces "aparecen grupos de parlamentarios, a veces médicos, pidiendo querellas criminales contra facultativos que trabajan en centro de salud atochados".

A continuación, entregó un férreo respaldo al desempeño de los profesionales que por parte del sistema pública, al indicar que "soy un inmenso defensor de la salud pública y somos un país donde se mantienen desigualdades con gente de mayores y menores ingresos. Pero en salud hemos tenido avances gigantescos donde esto no es más de tres veces, en esto somos más equilibrados que en otras materias".

Labels: , ,


Comments:
La salud pública sigue siendo el gran cacho heredado de la Concertación, estuvieron 20 años sin soluciones, 20 años con paros, demandas que al final iban en desmedro de los usuarios y pacientes de alto riesgo. Espero que durante esta administración hayan soluciones que se noten para que no se sigan quejando.... porque la verdad, es que la atención es una verguenza....
 
La actitud firme y decidida que el ministro Mañalich parece tener ante los gremios de la salud, si es apoyada por Piñera, sería un paso adelante, ya que Maturana y Cia se aburrieron de realizar paros,uno tras otro, sin ninguna consecuencia para ellos y muchas para los usuarios, durante el gobierno de la Bachelet.
 
Cristián:
En el blog de Hermógenes Pérez de Arce encontré el siguiente comentario, escrito por un médico, por cierto, no socialista:
"keiko dijo...
Corría el año 70, cursaba ya mi primer año de mi carrera en Medicina, y los chilenos conocíamos el resultado de una investigación solicitada por la Cámara de Diputados respecto de la salud pública chilena (es decir, la salud socialista), ..¡¡¡¡Cuarenta años atrás, el informe demostraba EXACTAMENTE LAS MISMAS FALENCIAS Y FALLAS de que hoy hace gala nuestra salud pública.

Recuerdo también los tres intentos efectuados por los militares de mejorarla, cayeron en el fracaso ante el inmenso poder interno de los sindicatos laborales, hasta que se convencieron que seguir botando la plata en dicho sistema, pues era simplemente “un inmenso saco roto”, y con todo lo que allí se invirtiera, los chilenos jamás tendríamos una mejor salud por esa vía, ello fue la razón verdadera de la escasa posterior inversión de dicho gobierno en ese ámbito…..¡¡¡Caray que tenían razón!!!!!, pues hasta hoy la inversión en salud, en estos gobiernos de izquierda ha crecido por cuatro y la salud están peor que nunca.

Ya consciente de lo anterior, los militares se abocaron a otra solución, llegando a la conclusión que se debía focalizar en materias de salud pública, es decir que los realmente necesitados tuvieran acceso a la salud pública, los demás ir a otro sistema, pero como el único otro sistema existente era la onerosa atención particular, la clase media, que se atendía en el sistema de salud pública, quedaba sencillamente sin atención de salud. Fue por ese camino que nació la alternativa intermedia, un seguro de salud para esta, es decir las ISAPRES,, que han sido, pese a lo que se diga de ellas, una alternativa viable para la clase media.

Me causa risa quienes están en contra de estas instituciones de salud privadas, apenas tienen un percance serio en salud, piensa inmediatamente en una ISAPRE y no en una de índole estatal, aquellas que tanto defienden.

La idea del gobierno militar con estas ISAPRES, era descomprimir los sistemas de salud pública, y ofrecer una alternativa de atención de salud a la clase media, y con ello y los mismos recursos ofrecer, mediante una estricta focalización, una mejor atención de salud a quienes no podían costearlo por sus propios medios, es decir a los más pobres.

Desgraciadamente 4 gobiernos de izquierda, (cuyos integrantes, llegado el momento, tampoco utilizan el sistema público bajo ningún motivo), han puesto trabas, encarecido este sistema por esa vía, y lo peor, no las han dejado desarrollarse competitivamente.

Queda claro, entonces, si hoy carecemos de un sistema de salud público y para la clase media adecuado, se debe única y exclusivamente a la porfía ideológica de la izquierda, recordando de paso, que este factor fue muy gravitante para el desplome de la ex URSS, los moscovitas morían también en los pasillos esperando una atención médica que nunca llegaba….¡¡¡Calcado!!!!

4 de julio de 2010 11:46
"

En el post: "http://blogdehermogenes.blogspot.com/2010/07/la-vida-real-de-los-chilenos.html
 
Muy interesante, Javier, no sabía esto, ahora me explico muchas cosas....
 
Por eso, Javier, considero un hecho positivo que desde el propio Ejecutivo, por primera vez en 20 años, haya surgido un diagnóstico de situación como el que hizo al respecto el Ministro Mañalich.
No cabe duda que, tal como dice el comentario, los enormes aumentos de presupuestos en salud de los gobiernos de la Concertación fueron un verdadero despilfarro, fue como echar en saco roto millones de dolares sin mejoría alguna de la atención real de salud.
 
Post a Comment

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Free Web Site Counter
Counter BloGalaxia